Postnatal: Oportunidad para avanzar en paridad

Señora Directora:

Al cumplirse el séptimo aniversario de la nueva ley de posnatal, cabe preguntarse por qué sólo el 0,2% de quienes han tramitado su licencia han sido hombres, siendo que tenemos una ley que permite traspasar al menos 12 semanas al papá para el cuidado del hijo recién nacido. Hablamos de un fenómeno sistémico y cultural.

La mayoría de las políticas públicas de conciliación familiar tiene a mujeres como beneficiarias. Eso perpetúa la idea de que el cuidado de los hijos es responsabilidad principal de las mujeres. A eso se suma una cultura machista. En Chile es mal visto que un hombre pida permiso para llevar a sus hijos a vacunarse, que negocie una jornada flexible para hacer turnos. Nadie contrata un hombre y piensa que tiene que dar pre y posnatal, a nadie le importa si está en edad fértil o no.

Avanzar en paridad requiere coraje, convicción y disposición a mostrar con el ejemplo. Que el primer hombre que diga que será papá, se le pregunte cuántas semanas de posnatal se tomará. Para cumplir con la ley, no es necesario más.

Pero las empresas pueden ir mucho más allá de lo mínimo legal exigible, y tienen una oportunidad para marcar una diferencia, darles una señal a sus empleados de que sí importan y no sólo por lo que producen, sino por lo que significan.

Netflix ya lo hizo, y anunció que ofrecerá a sus empleados que han sido padres hasta un año de licencia pagada por este concepto, sin distinciones de género. ¿Estaremos dispuestos a dar también ese salto?

 

Carolina Yachán

Consultora CLA Consulting